En plena primavera, el aire está fragante con las primeras flores y almendros. El zumbido de abejas ocupadas volando fuera de su colmena deseosas de extender sus alas, pájaros gorjeando sus fascinantes melodías…este es sin duda uno de los momentos más agradables del año. ¡La Naturaleza anda por todas partes estallando de energía renovada, y de belleza!

Ya que los días cada vez se van haciendo más largos, podemos entrar en sintonía con esta efervescencia cada vez mayor de la Naturaleza. Nuestro ser siente que se estira con más energía y felicidad, saliendo con entusiasmo de la estación introspectiva de invierno.

 

 

Sin embargo, cada vez para más y más personas, la primavera significa vuelta a problemas muy molestos: las alergias de primavera. Desde los últimos años, existe una fiebre de “rinitis alérgica” que se ha convertido en una preocupación para nuestra sociedad moderna. De hecho, más del 33% de la población en países industrializados está afectada por este problema que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, afectará al 50% de la población mundial para el año 2050.

 

 

¿Por qué y cómo?

Las alergias primaverales son causadas en su mayoría por lo pólenes. Aunque estas partículas minúsculas son la mayoría de las veces inocuas, pueden provocar una fuerte reacción en el sistema inmune que, a veces, identifica el polen como intruso. Los síntomas más comunes son:

-Estornudos continuos

-Ojos llorosos y con picor

-Moqueo y congestión nasal con picor

-Disminución o eliminación total del sentido del olfato

Como resultado, uno puede sentirse totalmente indefenso y agotado de energía vital. Hace algunas décadas nuestro cuerpo no habría reaccionado de la misma manera, porque los productos sintéticos, antibióticos, químicos y la comida de baja calidad no estaban tan comúnmente disponibles. Pero hoy, con la presencia de numerosa información adicional “desconocida” nuestro sistema inmune puede fácilmente provocar una sobrerreacción. También, la complejidad de la vida de hoy en día, con sus numerosos estímulos, nuestro sistema nervioso está altamente desafiado por el estrés. Este es un factor adicional para las alergias.

La aromaterapia da soluciones naturales brillantes para deshacerse de los síntomas de la alergia y ayuda a curarnos de sus causas subyacentes. ¿Estás preparad@ para rendirte con pleno entusiasmo a la brisa embriagadora de esta prometedora y colorida nueva estación de primavera?

¿Cómo prevenir y tratar las alergias con aceites esenciales?

Algunos aceites esenciales pueden ser muy efectivos a la hora de prevenir y tratar la rinitis primaveral. Calman los síntomas de inflamación e irritación de las membranas mucosas de la piel y ojos, y ayudan al sistema inmune a liberarse del estrés y la fatiga nerviosas acumulada.

Aceite Esencial de Estragón (Artemisia dracunculus) de Oshadhi: este es el ganador para las alergias. Está altamente recomendado en la medicina popular y en muchas culturas ha sido probado como muy beneficioso para muchos tipos de alergias. Toma directamente 2 gotas de Aceite Esencial de Estragón mezclado en una cucharilla con miel 3 veces al día para sentir alivio. El estragón tiene también potentes propiedades anti-inflamatorias que disminuyen los síntomas de la rinitis.

 

 

 

Manzanilla Romana (anthemis nobilis) de Oshadhi: además de ser un fuerte anti-inflamatorio, el Aceite Esencial de Manzanilla Romana puede ayudar a equilibrar el sistema inmune y reducir o prevenir los brotes de alergia. Tradicionalmente utilizada en numerosas condiciones gastrointestinales, este aceite funciona cuando la alergia surge de desórdenes digestivos. Su amable acción la hace un aceite de elección contra las inflamaciones alérgicas en la piel (eccema, etc.).

 

 

Aceite Esencial de Lavanda fina (lavandula angustifolia) de Oshadhi: esta bella fragancia y poderoso aceite esencial suprime la inflamación de las vías respiratorias y disminuye la secreción de moco.

 

 

La maravilla de la aromaterapia es que, cada aceite esencial, con su larga variedad de componentes bioquímicos, no tiene únicamente un objetivo diana, sino que al mismo tiempo ofrece curación a muchos otros niveles de nuestra fisiología, mente y emociones. Estragón, Lavanda y Manzanilla romana son también beneficiosos ayudando a aliviar la ansiedad y el estrés, y mejorar la calidad del sueño. Además, pueden ayudar a desintoxicar el cuerpo e impulsar al sistema inmune.

Prevención: para evitar los síntomas de las alergias, podemos tomar internamente estos 3 aceites esenciales 2 semanas antes del periodo de riesgo. Toma 1 gota de cada aceite, diluido en miel o en un aceite vegetal, 2 o 3 veces a la semana durante la primavera. Aparte de esto, también podemos considerar una depuración detox para esta primavera. Esto ayuda a nuestro cuerpo y al sistema inmune a lidiar con el polen que se interponga en nuestro camino.

Tratar los síntomas: cuando la alergia ya ha empezado, uno puede tomar la misma mezcla (mencionada arriba) 3 veces al día, 5 días a la semana y durante 3 semanas máximo. ¡Los síntomas se desvanecerán! Luego vuelve con tomas de 2-3 veces por semana hasta que la estación termine. También puede ser muy útil complementar este tratamiento con un uso externo. Para ese propósito, puedes preparar una mezcla para masaje con los 3 aceites esenciales y añadir algún bueno expectorante, como el Espliego, Pino Scots, Ravintsara o Eucalipto. Estos mejorarán los efectos de los otros aceites mencionados aliviando la congestión y permitiendo respirar mejor.

 

 

Volviendo a nuestra conexión con los ciclos de la naturaleza:

Los ritmos de la Naturaleza son maravillosos. Ellos reflejan totalmente lo que está pasando dentro de nosotros. En verano, cuando la luz solar es mayor, el zumbido de la vida es alto, la naturaleza ha desplegado su extrema complejidad en muchos tipos de flores por todos los sitios, y estamos llenos de energía para movernos y explorar el mundo de nuestro alrededor. Con la vuelta del otoño, la Naturaleza lentamente se prepara para su período de descanso, y nosotros también vamos aflojando el ritmo, procesando todas las experiencias del verano. El invierno es una invitación natural para ir hacia el interior, tomarse más tiempo para descansar y regocijarnos en nuestro cobijo, mientras la Naturaleza está durmiendo. En primavera, la savia avanza hacia arriba en los árboles y así también lo hace la energía de nuestro cuerpo. Las abejas salen y empiezan a limpiar sus colmenas de todo el polvo y toxinas acumuladas durante el invierno.

 

 

Cuando vemos los ciclos naturales de la vida, nos damos cuenta de que somos parte de la Naturaleza, incluso cuando nos sentimos desconectados de ella. ¿Puede que las alergias estén aquí para ayudarnos a recordar este enlace esencial? ¿Somos como una abeja, que también necesitamos hacer una limpieza interior?

Afortunadamente, los aceites esenciales, con su efecto armonizante, pueden ayudarnos a encontrar el equilibrio inherente a la vida. Estragón, Lavanda y Manzanilla Romana son parte de muchas plantas medicinales que están preparadas para ayudar a sincronizarnos con los ritmos de la Naturaleza, sentir alegría con la llegada de la primavera y ¡abrirnos a su mágica expresión!

Algunos testimonios:

Sufro de alergia estacional desde hace años, he intentado todo tipo de soluciones oculares y anti-histamínicos sin dar resultado. Este año, decidí poner un difusor de esencias en mi habitación y probé con Estragón, Lavanda y Ravintsara. También compré en una farmacia un spray nasal con aceites esenciales. Mis ojos ya no están rojos ni llorosos. ¡Ahora puede disfrutar de la primavera en paz!” –Claire

Para la alergia al polen, tomo Aceite esencial de Estragón y también utilizo un poco de homeopatía. Es la primeva vez en años que mis ojos ya no están rojos ni llorosos y no tengo asma durante la primavera” – Christelle.

Tengo fuerte asma alérgico (casi me muero por ello) y también tengo reacciones con eccemas durante la primavera. Los médicos me han dado cortisona, docenas de cremas, sprays, etc… ¡Con pocos resultados! Siempre me he sentido atraída por los aceites esenciales, pero los médicos expertos siempre me han advertido en contra de ellos… Ahora, cuido yo misma de mi salud y decidí solo utilizar productos naturales en mi piel y en mi dieta. Ya no tengo asma y mis eccemas crónicos se han marchado… ¡Todo en un solo mes! He vuelto a recuperar de nuevo la felicidad de salir fuera, ahora puedo revolcarme en la hierba recién cortada… no era alérgica al polen, como he dicho, ¡era alérgica a los productos químicos!” – Sylvie.

Tengo alergia al polen. He ido a un curso de aromaterapia y ahora uso aceite esencial de Estragón y es de verdad una maravilla. Lo huelo al comienzo del día y me pongo una gota en el plexo solar y no tengo signos de alergia a lo largo de todo el día. ¡Lo hago 3 días seguidos y estoy libre de alergia para toda la semana! ¡La Naturaleza nos ofrece muchas soluciones!” – Dominique.

Tengo muy malas alergias y cuando brotan, me niego a tomar ninguna droga. Estaba mi amiga visitándome y me puso Aceite Esencial de Lavanda en mi mano para inhalar y tuve una experiencia maravillosa. Mis alergias se disiparon en pocos minutos y era capaz de respirar y mis ojos se habían aclarado. No tenía ni idea de cuan poderosos podían ser los aceites esenciales” – Linda S.

Llegué a los 30 y mis alergias habían empeorado más y más. Probé con un alergólogo. Probé todo tipo de medicinas para la alergia, sprays para la nariz y aparatos de inhalar. El precio de todo esto se estaba yendo de las manos y el seguro médico estaba cubriendo cada vez menos. Me dije que tenía que haber algo mejor que esto. Fue introducido en el mundo de los aceites esenciales y decidí probar el Aceite Esencial de Lavanda. Puse una gota en la planta de mi pie y una gota en mi sien, área sinual (evitando los ojos), debajo de mi nariz, frente y nuca. Lo hice mañana y noche. Después de unas semanas, noté que la congestión nasal había disminuido. Había dejado todas las otras medicaciones. Entonces, hice una mezcla con Aceite Esencial de Eucalipto, Ravintsara y Pino Scots. Este añadido, realmente ayudó a la Lavanda. He continuado utilizando ambos. Y llevo el roll on en mi cartera y lo uso en lugar del inhalador que necesitaba” – Cheryl E.

Doctor Malté Hozzel, fundador y director de Oshadhi

 

 

Y tú, ¿previenes o tratas los síntomas de la alergia con aceites esenciales de Oshadhi?

Nos encantaría que nos contases tu experiencia.