Queremos profundizar en el apasionante y aromático mundo de los aceites esenciales. Mediante este y algunos otros post más centrados en algunos aceites esenciales, os iremos contando qué son, cómo se utilizan, sus beneficios, cómo debemos conservarlos y por qué son tan especiales o diferentes unos de otros.

Antes de comenzar debemos saber que los aceites esenciales se emplean en Aromaterapia. Una rama de la  medicina natural que trata tanto aspectos estéticos, como dolencias físicas o mentales, así como estados emocionales, considerando al ser humano como un ente completo formado por cuerpo, mente y espíritu.

Los aceites esenciales son los productos aromáticos de las plantas. Son sumamente volátiles y muy diferentes a los aceites grasos o vegetales, digamos que en general, tienen una consistencia más parecida al agua que al aceite, además, se evaporan por completo.

Dependiendo de la planta, las moléculas olfativas se sitúan en las hojas, las flores, la corteza, el tallo o la resina. Y sus propiedades terapéuticas varían según la parte de la planta destilada.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el aroma de un aceite esencial varía de un año a otro. En este aspecto  la cosecha juega un papel importante.

¿Por qué los aceites esenciales de Oshadhi son tan diferentes?

En Oshadhi, elegimos productores no de acuerdo a sus posibilidades de venta en el mercado sino a aquellos comprometidos con la pureza y energía de las materias primas que crean. Cada aceite esencial de Oshadhi VIBRA. Nos conecta de nuevo con la Naturaleza

La Aromaterapia requiere de una gran maestría y pericia en su producción. Detrás de cada botella de aceite esencial de Oshadhi hay un gran artista que elabora cuidadosamente el producto. Cualquier intromisión en este proceso modifica el resultado terapéutico final.

¿Cuáles son los beneficios de los aceites esenciales?

Los aceites esenciales utilizados en las dosis correctas carecen de  efectos secundarios y son  unos elementos de belleza naturales fantásticos.

Sus ingredientes, además de tener propiedades para el cuidado y protección de la piel, siguen siendo activos a nivel físico y mental. Además tienen una gran capacidad para fomentar la eliminación de material de desecho y de células muertas, así como de regeneración de la piel.

Los aceites esenciales de Oshadhi tienen propiedades citofilácticas, antisépticas, bactericidas y fungicidas entre otras. Si se utilizan de forma continua, regulan el sistema inmunológico y previenen el deterioro y el efecto oxidante del tiempo.

También provocan una sutil liberación de hormonas naturales en el cerebro, lo cual nos ayuda a elevar el ánimo o mejorar problemas como el estrés.

¿Cómo puedo utilizar un aceite esencial de Oshadhi?

 Diluidos en el ambiente:

A través del difusor de esencias podemos cambiar, limpiar y purificar completamente el ambiente de una sala. Es preferible utilizar uno que no caliente el aceite esencial, ya que la temperatura varía o anula sus propiedades terapéuticas. Dentro de la amplia gama de productos que ofrece Oshadhi podéis encontrar un difusor que cumple estos requisitos y que os recomendamos utilizar tanto en vuestra casa como en vuestro lugar de trabajo.

En masaje:

Un masaje es una de las experiencias más placenteras en el uso de aceites esenciales. Lo podéis utilizar mediante preparados ya finalizados, tanto para tratamientos faciales como corporales, o en preparados que podéis hacer vosotros mismos diluyendo los aceites esenciales en bases vegetales.

Si decidís esta última opción os recordamos que para elaborar un preparado de aceite corporal debéis combinar 20 ml de base vegetal o diversas bases vegetales con 9-11 gotas de aceites esenciales. En el caso de que queráis preparar un aceite facial tenéis que mezclar  5 ml de base vegetal o diversas bases vegetales con 1-2 gotas de aceite/s esencial/es. En pieles sensibles reducir la dosis a la mitad o incluso menos. Os recordamos que en ambos casos las proporciones que os indicamos están recomendadas para utilizar en adultos. En el caso de aplicación en niños habría que utilizar aceites esenciales concretos y disminuir la dosis a utilizar.

Baños aromáticos:

También podemos utilizar los aceites esenciales a través de un relajante baño aromático. En este caso,  los aceites no se disuelven en el agua, para ello deberemos utilizar una base vegetal como vehículo (aceite de oliva, girasoles, sésamo o soja) o un puñado de sal marina y añadirle 4-6 gotas de aceites esenciales.

Aplicación directa:

Esta forma sería solo en casos muy concretos, y con Aceites esenciales concretos; pero en ningún caso prolongarlo en el tiempo.

 

En la almohada:

También podemos colocar 1-2 gotas de aceite esencial en la almohada o mediante un pañuelo impregnado debajo de la funda para favorecer la relajación y el descanso.

Para terminar y evitar que los aceites esenciales se estropeen os recordamos que debéis cerrar bien la botella y guardarla en sitios frescos y secos. Así mantendrán sus propiedades.

Finalmente os invitamos a curiosear nuestra amplía gama de aceites esenciales haciendo click aquí. En los próximos post os hablaremos sobre su uso y beneficios.