LA BUENA CALIDAD DEL ACEITE VEGETAL

EN TAN SOLO 5 PASOS

Hoy en día en el mercado existen todo tipo de calidades a gusto del consumidor. Nosotros en nuestra línea de apuesta por la pureza, te dejamos 5 consejos que te van a ser de utilidad cuando vayas a adquirir una botella de buen aceite vegetal.

Bases Vegetales (26)

Aceites (20)

Hoy por hoy bajo una etiqueta de primera presión en frío, 100% puro o 100% natural puedes encontrarte desodorizados, decolorados y aditivos.

Los fines son económicos y son, por desgracia, los más frecuentes, pues su precio es menor.  Sólo debes recordar que cuanto más procesado (refinado) o aditivos añadidos contiene un aceite vegetal, menor es su valor terapéutico.

Y que a los malos aceites vegetales, si que hay que tenerles miedito ya que pueden producir acné comédogénico, saturar la piel, evitar que respire, quemaduras solares, y un largo etc.

1

Primera pista a simple vista:
envasado y etiquetado del aceite vegetal

Recuerda que la más alta calidad viene envasada en cristal y opaco.

En el etiquetado debes buscar:

  • Nombre científico botánico (sin aditivos : conservantes o antioxidantes)
  • Tipo de extracción y cultivo (orgánico o silvestre)
  • Parte de la planta extraida
  • Trazabilidad acompañada por número de lote y consumo preferente.
2

Una vez abierta la botella. El color del aceite puede ser:

  • dorado, por ejemplo argán (argania espinosa) o sésamo (sesamum indicun)
  •  anaranjado como buriti ( mauritia flexuosa) o  rosa mosqueta (rosa rubiginosa)

Pero siempre brillante y luminoso. La textura, como el oro líquido, deliciosa y apetecible a golpe de vista.

Pero algunos de ellos puede tener otras tonalidades:

  •  verde como aguacate (persea americana) o incluso verde muy oscuro como calófilo (calophyllum inophyllum)
  • marrón, neem (melia azadiratcha)

Tanto el calófilo como el neem, tienen además una textura muy densa, como una pasta, llegando a formar pequeñas esferas en sólido.

3

Para distinguirlos, otro factor importante es el aroma y el sabor

Resulta afrutado y recuerda a la nuez, fruto o semilla de la que procede. En unos casos el aroma queda más marcado que en otros, pero siempre permanece el recuerdo aromático de la planta original.Una excepción es el el ricino (ricinus communis), completamente transparente y denso de textura. Este no tiene olor.

Oshadhi: - Ref: 02015

4

Esta pista no falla pero requiere de entrenamiento

Al aplicarlos en la piel, no deben dejar residuo graso. Simplemente algunos desaparecerán rápido, como el caso de la jojoba (simmondsia chinensis) y otros permanecerán más tiempo, como el calófilo (calophyllum inophyllum) debido al tamaño de sus moléculas y su capacidad de penetración en la piel.

Cuanto más refinados menos capacidad de penetración. Cuanto más aditivo, menos capacidad de penetración en la piel. El llamado efecto «grasoso».

5

A bajas temperaturas, muchos de ellos se solidifican como indicativo de su excelente calidad

Recuerda que este proceso en complementamente natural y no intefiere en sus propiedades. Esta transformación la habrás observado también en la miel pura de abejas o en el aceite de oliva virgen extra. No pasa nada, extraelos con un palito de madera y simplemente de nuevo al contacto con el calor de la mano se convertirán en aceite. No los pongas en el microondas o calientes debajo del chorro de agua caliente, porque en estos casos, si que pueden modificarse su valiosísimas propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *