Uno no puede permanecer indiferente a la fragancia de este aceite esencial único en su especie. El Patchouli es un increíble aceite que te lleva a la profundidad de la tierra, te arraiga – y te conecta con tu cuerpo.

El nombre de “Patchouli” deriva del lenguaje sudafricano Tamil, “patchai” que significa “verde” y “ellai” que significa “hoja”. Sí, este aceite de “hoja verde” – muy popular durante la época hippie – esconde muchos secretos que esperan ser revelados o redescubiertos.

Origen y procesamiento:

Una especie del género Pogostemon Patchouli, pertenece a la familia de las lamiáceas, el mismo grupo que la Lavanda, Albahaca, Salvia, etc. Tiene unas hojas perennes, que recuerdan a las de menta, con tallos erectos, robustos y peludos, llegando a alcanzar unos 0,75 metros de altura y soportando unas hoja grandes, peludas y sorprendentemente aromáticas. Las flores son blancas tirando a verdes, a menudo con toques lilas. La planta es nativa de las regiones tropicales de Asia, especialmente Malasia, Indonesia e India, pero en la actualidad es ampliamente cultivada en China, Taiwan, Filipinas, Tailandia, Vietnam e incluso el oeste de África. La planta se corta 2 o 3 veces al año, extrayendo las hojas durante el período de lluvias produciendo así la mejor calidad.

El perfil aromático es como balsámico, amaderado, terroso, exótico y a veces con características ahumadas. Hay notas de Ámbar, Vainilla y Jara que le acompañan. La fragancia del aceite esencial mejora progresivamente con el tiempo dando lugar a una calidad aromática completa.

El aceite esencial es obtenido a través de la destilación al vapor de hojas secas, ligeramente fermentadas produciendo 2-3% de aceite esencial. Debido a la larga destilación de 8 a 11 horas, a menudo este proceso causa la llamada «degradación termal“ de varios componentes del aceite. El control de calidad del lote «desde el origen“ es por lo tanto, un importante factor cuando se produce aceite esencial de Patchouli. Se ha demostrado que la extracción de dióxido de carbono supercrítico (CO2SC) produce mayor rendimiento y una mejor calidad del aceite esencial.

Los componentes bioquímicos del Aceite esencial de Patchouli son mayormente sesquiterpenos y sesquiterpenoles los cuales explican porque este aceite esencial es tan “pesado” y denso en su textura, una característica que no podría esperarse de un aceite esencial que procede de una hoja verde.

Hace unos años, en la década de los 60-70, el Patchouli experimentó un incremento de su popularidad en Estados Unidos y Europa.  Hoy en día sigue siendo el aroma preferido entre los miembros de la cultura no convencional. En la actualidad este aceite esencial es ampliamente utilizado en la industria perfumera – debido a sus características notas bases, es decir: su habilidad de enlentecer y contener la evaporación de otros aceites esenciales en los preparados perfumeros, así la fragancia puede ser mantenida por un período de tiempo más largo.

Ricos componentes con ricas propiedades curativas:

Debido a sus cualidades repelentes de insectos, el Patchouli era usado por los comerciantes de seda, que viajaban a Oriente Medio y Europa. Ellos empacaban hojas de Patchouli secas entre sus ropas de seda para mantener alejadas a las polillas. Así, la fragancia del Patchouli era omnipresente en las fábricas de india y en sus telas durante el siglo XVIII y XIX.

Con sus notas fuertes de almizcle y especias, el Aceite de Patchouli destaca sobre la colección de aceites esenciales. Definitivamente, debido a la presencia de gran variedad de componentes pesados (mayormente moléculas con 15 átomos de carbono) sus efectos regeneradores, purificantes y tónicos en la piel (acné, herpes, piel agrietada) son destacables y han sido descritos –también en la medicina popular de Asia.

Una planta mágica:

Partiendo de su naturaleza amiga de las feromonas, esta planta y su aceite pueden actuar como un afrodisíaco. La alquimia de la planta funciona en dos sentidos, combinando la cualidad afrodisíaca con su efecto anti-depresivo. Las energías sutiles son despertadas y la fantasía puede extender sus alas.

El Patchouli es en cierto modo, una planta de “hojas mágicas” – y por ello es diferente de los perfiles aromáticos en el grupo de las lamiáceas. Nadie esperaría este maduro y arraigante aroma de esta planta.

Pero un ligero “toque y frote” de esta hoja produce en el hipocampo un “salto mortal” con sorpresa. ¡Sí, estos increíbles aromas de la Madre Tierra! Secretos fundamentales de la evolución, ríos ancestrales de conocimientos se transmiten unidos al océano global de la medicina curativa – siempre ahí para hacer nuestro viaje en la Tierra más profundo, y más y más placentero.

Algunos testimonios sobre el Patchouli

“Me ayuda a relajarme y a dormir. También lo utilizo como desodorante. Es uno de mis favoritos, lo pongo en mi cara y pecho cada noche y ya no tengo insomnio” – Brandy N.

“Uso Patchouli en mi difusor de esencias como un suplemento en la batalla contra la ansiedad y la depresión, así como para la piel” – Ron K.

“Lo uso para la fiebre y para ayudar a relajarme y a calmar la ansiedad. También en un spray casero. Y esto solo es la punta del iceberg en torno al Patchouli” – Allison P.

“Esto refuerza la piel flácida y regenera nuevos tejidos. Mézclalo con otros aceites si no te gusta su aroma, ¡es demasiado rico para no utilizarlo!” – Joyce S.

 

Malte Hozzel. Fundador de Oshadhi.

Texto original: https://oshadhi.life/2016/12/22/patchouli-the-green-leaf-oil-with-power/