¿Qué productos naturales nos brinda la naturaleza para poder tomar el sol?

Partimos de la base que un protector natural orgánico nada tiene que ver con los filtros químicos o físicos.

Los productos de Oshadhi no son filtros solares convencionales como los SPF, son los llamados filtros biológicos, vegetales u orgánicos. Son agentes antioxidantes muy potentes que luchan contra acción de los radicales libres y por lo tanto contra el foto-envejecimiento que produce el sol.

Estos preparados 100% puros y naturales de las plantas, nutren y protegen la piel, transforman los rayos nocivos y captan las vitaminas que nos aporta el sol.

Durante estos días en nuestras redes sociales os hemos ido mostrando qué productos son idóneos para la exposición solar
PROTECCIÓN SOLAR NIVEL I

Es el caso de los preparados faciales de Oshadhi: todos los aceites faciales de Oshadhi protegen la piel de manera moderada para hacer el día a día. Aunque los especiales para el sol son Jojoba de Sol y Bronceado de Seda, ambos estimulan la producción de melanina y evitan que la piel sufra de envejecimiento prematuro.

No olvidemos combinarlo con hidrolato, en este caso el más adecuado es el hidrolato de zanahoria, ya que estimula la producción de melanina de la piel, evitando y tratando la aparición de manchas.

El uso continuado de la línea facial y corporal de Oshadhi evita el envejecimiento prematuro y la deshidratación de la piel durante la exposición solar. Siendo constantes, mantendremos una piel luminosa, hidratada y menos manchada.

PROTECCIÓN SOLAR NIVEL II

En el caso de una exposición prolongada al sol, véase pasar un día en la playa o montaña. Para asegurarnos una protección solar efectiva precisaremos realizar una mezcla a partes iguales de:

Jojoba de sol

 Aceite vegetal de Buriti de Oshadhi

Manteca de Karité de Oshadhi

Aceite Vegetal de Sésamo de Oshadhi 

¿Qué ventajas tiene utilizar un protector orgánico?

  • Los preparados naturales de las plantas nutren y protegen la piel, transforman los rayos nocivos en calor y captan las vitaminas que nos aporta el sol.
  • Su uso continuado evita el envejecimiento prematuro y la deshidratación de la piel durante la exposición solar. Siendo constantes, mantendremos una piel luminosa, hidratada y con menos manchas.
  • Recuerda que España es uno de los países consumidores de fármacos para regular la carencia de vitamina D. Siendo que el sol, del que disponemos aquí tan generosamente, nos suministra esta vitamina de manera natural. La Vitamina D natural es sintetizada por los esteroles y entre otras, regula la absorción de calcio y fósforo en huesos y dientes.
  • Son grandes antioxidantes que evitan el foto-envejecimiento mientras recibimos los rayos del sol.
  • Estimulan el sistema defensivo de la piel, su respuesta es mayor y mejor.
  • El bronceado que se obtiene es dorado, uniforme y muy duradero.
  • Evitamos el posible daño medioambiental que ocasionan los filtros convencionales.
  • Tienes la seguridad de que no aplicas sustancias tóxicas y por tanto hay el mínimo riesgo de alergia.

¿Qué desventajas tienen?

  • La piel debe estar curtida y fuerte, y ha debido ser tratada durante todo el año con productos de alta calidad que la hayan ido preparando, regenerando, como la amplia gama de productos de Oshadhi. Contacta con nuestro departamento técnico para saber qué fórmulas aromaterápicas son las adecuadas para tu piel a lo largo de las distintas épocas del año. Esto es imprescindible para todos, pero en especial para los fototipos más claritos.
  • Debes prepararlos tu mism@ mezclando todos los ingredientes que hemos nombrado antes y su textura es aceite natural.
  • Debes estar pendiente porque tu piel activa de nuevo su alarma natural ante el sol excesivo, empieza a comunicar: incomodidad por demasiado sol, calor, rojez, … No te extrañes y escucha. Seguramente debes retirarte del sol y volver a realizar aplicaciones continuas y repetidas una vez la piel haya descansado. La piel debe estar siempre jugosa y nutrida con el preparado. Después del baño, por ejemplo, debes volver a aplicar siempre.
  • No funcionan como una pantalla o espejo (filtros físicos) o de absorción de componentes de síntesis por sangre (filtros químicos).

Además, y ya hablando en general, a la hora de exponernos al sol, tenemos siempre que partir del supuesto de que todos tenemos SENTIDO COMÚN.

  • Durante las primeras tomas de sol de la temporada, no te expongas durante mucho tiempo. Realiza exposiciones cortas y repetidas. Algunos expertos aconsejan 20 minutos o incluso menos.
  • Los niños, durante el embarazo, las personas mayores, son grupos especiales a los que hay que prestar mayor atención.
  • La aplicación de la protección debe ser repetida a lo largo de la exposición tantas veces como sea necesario para proteger la piel, sin perder en ningún momento la nutrición de la misma.
  • No te expongas al sol en las horas de mayor radiación, de 12 a 18 horas aproximadamente. Durante esas horas mejor a la sombra. Si dudas, consulta el Índice Ultra-violeta en las aplicaciones móviles. Evita las radiaciones UV altas.
  • Las zonas más sensibles requieren de una aplicación mayor.
  • En días de aire o nublados no te fíes, los rayos siguen ahí. Continúa utilizando tu protector normalmente.
  • Los niños requieren de mayor reposición si cabe. Recuerda que es aconsejable NO exponerlos al sol hasta los 3 años. En las zonas delicadas utiliza prendas que puedan protegerles o gorritas.

AFTERSUN: REPARACIÓN INTENSIVA

Es muy importante tomar cuidados tras la exposición solar para la reparación y regeneración del tejido.

Los hidrolatos de lavanda, hamamelis, rosa, manzanilla e ylang-ylang calmarán y refrescarán la piel.

Excelente la labor de los aloes de lavanda, rosa o menta, que son la mejor opción.

El macerado de hipérico,  es un aceite macerado de flores de hipérico en base de oliva, muy codiciado por sus propiedades antinflamatorias, regeneradoras y calmantes.

El macerado de caléndula es otro aceite a tener en cuenta, en especial  en el caso de pieles extremadamente sensibles, como la de los bebés.

Utiliza primero el hidrolato para aportar la hidratación que la piel ha podido perder durante el baño de sol y posteriormente una mezcla de macerado de hipérico o caléndula con aloe de Lavanda o Menta de Oshadhi.